Vender casa, los seis errores más comunes que se cometen

Hay una serie de errores que comete todo hijo de vecino que decide colgar el cartel de “se vende” a su vivienda. Si no quieres caer en los mimos errores al vender casa, te recomendamos que leas atentamente los siguientes consejos:

  1. Poner un precio de salida alto e ir rebajándolo . Entendemos que tu piso o casa puede tener un valor sentimental para ti, pero no cometas el error de sobrevalorarlo porque si luego no lo vendes y te ves obligado a rebajarlo, dará la impresión de que “si el piso no se vende es por algo”. Para que esto no te suceda, te aconsejamos que te dejes asesorar por un experto inmobiliario que pueda orientarte sobre el precio del mercado en tu zona. En Propertista, por ejemplo, te hacemos un informe de valoración totalmente gratuito y sin ningún compromiso.

  2. No dar información detallada del inmueble . No creas que por no dar a conocer todas las características o esos pequeños defectillos que tiene tu piso, se va a vender más rápido. Es importante que, al recibir la visita, el interesado sea un potencial comprador y ya sepa con lo que se va a encontrar una vez llegue a la casa. De nada sirve que le ocultes información y, una vez allí, se sienta decepcionado por no cumplir con las expectativas que tenía y, tanto uno como otro, perdáis tiempo. De lo que se trata, es de potenciar los puntos fuertes que tenga tu casa y de maquillar un poquito los débiles. Por ejemplo, si tu piso es bonito pero como una caja de cerillas, descríbelo como “coqueto piso ideal para parejas”.

  3. Alardear de no tener prisa en vender. Es importante poner encima de la mesa todas las ofertas y valorarlas con detenimiento. El hecho de rechazar de primeras una propuesta por pensar que tiene un valor inferior al que tú puedes considerar justo no es una decisión que deba tomarse a la ligera.

  4. Personificar demasiado la decoración de la vivienda. Cuando se pone a la venta un inmueble, es aconsejable desvincularla emocionalmente del dueño. La decoración que has elegido para tu casa es posible que no le guste a todo el mundo y, como dice el refrán, la primera impresión es lo que cuenta. Nosotros te aconsejamos que, por ejemplo, retires las fotos o prescindas de esa colección de muñecos que tanto te gustan y que tienes con tanto orgullo en el mueble de tu salón. Recuerda, el comprador está buscando SU hogar.

  1. No vestir tu casa para la ocasión . Hoy en día no es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero para reformar tu casa, existen técnicas como el “home staging” o la decoración virtual que te permiten mejorar el aspecto de tu casa sin que tu bolsillo se resienta. El “home staying” vendría a ser algo así como “puesta en escena de la casa”, una técnica que está cobrando fuerza los últimos años en nuestro país y que consiste en preparar la casa de una forma determinada, usando recursos de decoración, para hacerla más atractiva y vender más rápido. La otra opción, la decoración virtual, es una técnica digital donde se mezclan la imagen real de una estancia con la creada por un ordenador, de modo que es posible ver el espacio en sí totalmente reconvertido. Ya no tienes excusa para darle a casa ese toque especial.

  2. Publicar en un solo canal . El colgar el cartel de “se vende” o “el boca a boca” son ya cosa del pasado ¡Modernízate! Hoy en día ya nadie va a buscar su casa ideal en los escaparates de las inmobiliarias, la herramienta estrella tanto para los que quieren vender casa como para los que quieren comprar piso es, sin duda alguna, internet. Aprovéchate de este monstruo que es la red para difundir tu vivienda en venta y ayúdate de las agencias inmobiliarias online para dar visibilidad a tu vivienda en más de 100 portales inmobiliarios tanto nacionales como internacionales.

¿Ya estás preparado para vender tu casa rápidamente? ¡Ánimo y mucha suerte!