6 consejos antes de comprar piso

Si estás pensando en comprar piso, te sugerimos que le eches un ojo a los siguientes consejos antes de tomar esta importante decisión.

  • Haz un estudio sobre el precio y la potencial re valorización de la vivienda

    La compra de un piso es una de las decisiones más importantes de la vida de una persona, por eso, tanto si la vivienda va a adquirirse para disfrute propio como si va a hacerse como forma de inversión, es importante analizar detenidamente el tema del precio y su revalorización. Para estar seguros de que vamos a pagar por un precio justo, es recomendable informarse sobre el precio medio de la zona al que están los pisos con similares características. Hoy en día están al alcance de cualquiera servicios valorativos gratuitos como los de Propertista que te permiten saber en cuánto está valorada una vivienda de forma rápida y sencilla

  • No destines más del 40% del salario en las mensualidades de la hipoteca

    El presupuesto del que dispongamos, es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Lo ideal es que la hipoteca no suponga más del 40% del sueldo, para evitar riesgos de impago e ir con el agua al cuello. Calcular los gastos e ingresos con los que uno va a contar, entonces, será clave para llevar a cabo una operación exitosa.

  • Calcular los gastos de comunidad y su influencia en la rentabilidad

    No basta con tener en cuenta sólo el precio final de la vivienda. Si resulta que la mensualidad de los gastos de comunidad es elevada, se encarecerá notablemente la inversión y la hará menos rentable.. Además, hay que añadir gastos como el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), al que habrá que hacer frente anualmente.

  • Ahorrar un plus de dinero para gastos extraordinarios

    Además tener ahorrado un 20% del valor de la vivienda que la hipoteca no cubre y guardar unos ahorros para cubrir los gastos de escrituras, notario, etc., aconsejamos tener otro más para posibles gastos extraordinarios que pueden surgir después de la compra de vivienda. Comprobar el estado de las paredes para luchar contra posibles grietas, las humedades o el funcionamiento de los equipos del piso es algo que hay mirar con lupa antes de seguir adelante con la operación.

  • Darse una vuelta por el barrio para conocer mejor la zona.

    Tomarse un tiempo para conocer la zona donde se va a adquirir la vivienda es otro de los puntos cruciales. Si resulta que el inmueble cuenta con todos los requisitos que te habías fijado pero está mal comunicado o sin servicios como los de supermercados, hospitales o gimnasios cerca, quizás no merezca tanto la pena comprar piso ahí.

  • Si es para inversión, hay que priorizar la zona y la rentabilidad al precio.

    A pesar de lo que uno pueda imaginar, actualmente, comprar una vivienda en barrios periféricos genera el doble de rentabilidad que aquellas viviendas adquiridas en el centro. Es muy importante, eso sí, que esté bien comunicada.

  • Como comentábamos, comprar piso es una decisión importante, tómate tu tiempo para sopesarlo todo con detenimiento y, una vez tomada la decisión, ¡disfruta de tu nueva casa!