La pregunta de cómo valorar una vivienda se la hace la mayoría de las personas que quiere poner a la venta su casa o piso: “¿Qué precio le pongo a mi casa?”, “¿es demasiado alto el precio por el que la quiero vender o por el contario está por debajo de su valor real?”

Fijar el precio adecuado de una vivienda es crucial para que ésta se venda o no. Ponerle un precio que esté por encima de su valor con la consecuente dificultad de venderlo y tenerlo que rebajar a posteriori, puede provocar en la gente un sentimiento de desconfianza generado por el pensamiento “si lo han rebajado y no se vende, será por algo”. Por el contrario, ponerle un precio inferior a su valor real puede hacer que el propietario salga perdiendo y acabe perdiendo dinero. A continuación te detallamos qué se tiene en cuenta a la hora de valorar una vivienda:

FACTORES QUE DETERMINAN CÓMO VALORAR UNA VIVIENDA

La ubicación. Las zonas cerca de la playa o las más céntricas de las urbes se postulan como las más caras actualmente. La reactivación del mercado inmobiliario y su consecuente demanda por las zonas costeras y céntricas de las grandes ciudades, ha propiciado que muchos españoles en busca de precios más acordes a sus posibilidades apunten hacia zonas más periféricas para afincar su residencia.

Servicios próximos. En este sentido, la proximidad de servicios como escuelas, supermercados, servicios sanitarios o medios de transporte, adquiere una relevante importancia a la hora de fijar el valor de una vivienda.

Características de la vivienda. Como cabría esperar, las características de la vivienda son otro de los puntos con los que se debe contar a la hora de determinar el precio de una casa. Los metros cuadrados, la distribución del espacio, la calidad de los materiales, los servicios o instalaciones adicionales como trasteros, piscina o garaje, son algunos de los factores que se tienen en cuenta a la hora de establecer su valor de mercado. Asimismo, en nuestro país, existe una preferencia por las plantas altas y orientadas hacia el sur más que por las bajas u orientadas hacia el norte.

NO ES LO MISMO UNA VALORACIÓN QUE UNA TASACIÓN INMOBILIARIA

Valoración y tasación son dos conceptos que a menudo se confunden. Una tasación consiste en fijar el precio de un inmueble como resultado de un proceso de tasación suscrito por un arquitecto o técnico certificador y con carácter legal. Puede servir para muchas cuestiones pero, sobre todo, se realiza para solicitar una hipoteca y que el banco esté al corriente del valor oficial del inmueble.

En cuanto a la valoración, es un valor aproximado que se le asigna a un inmueble de forma aproximada y en relación al mercado. Sería, pues, una forma de hacerse una idea de al precio que deberíamos poner nuestra vivienda.

En definitiva, si lo que uno pretende es tener una orientación de cómo valorar una vivienda para fijar un precio acertado, la opción más acertada sería la de la valoración que, además, resulta gratuita a diferencia de lo que sucede al realizar una tasación.