was successfully added to your cart.

Existen varias modalidades de venta de vivienda, pero sin duda una de las que resalta como la menos usada o incluso la menos conocida es la de vender vivienda con usufructo. Esta operación que generalmente es conocida por llevarse a cabo entre hijos o cónyuges, es ahora una alternativa que buscan muchos propietarios para continuar habitando sus viviendas sin ser propietarios.

Vender vivienda con usufructo implica entonces que, el propietario lleva a cabo un proceso de compraventa con un tercero, pero se reserva el derecho de uso, lo que le genera ciertos derechos y obligaciones:

Obligaciones:

  • Inventario: se debe hacer un inventario de los bienes y tasarlos.
  • Garantía: garantizar el cuidado de los bienes frente a posibles daños
  • Uso: dar el uso normal a los bienes que se encuentren en la vivienda
  • Gastos: realizar el pago de de los gastos de conservación, mantenimiento o reparaciones ordinarias, impuestos, cargas y servicios de agua, luz; etc.  
  • Reparaciones: comunicar al propietario actual las reparaciones urgentes que requiera la vivienda.

Derechos:

  • El uso de la vivienda
  • Rendimientos: si la vivienda se alquila, se puede recibir los rendimientos sobre las rentas.
  • No asume los gastos que se deriven de la propiedad, como por ejemplo: arreglos exteriores.
  • Puede vender la parte de la vivienda que le corresponde, esto es, el uso o nuda propiedad. Debe respetar las condiciones en que ha pactado el usufructo.

La ventaja que ha supuesto vender vivienda con usufructo para algunos propietarios, es la posibilidad de mantener a sus inquilinos, si está alquilado el inmueble, o de continuar habitando su vivienda si asumir todos los gastos que ello implica, o simplemente de hacer invertir en patrimonio que dejarán posteriormente a sus hijos.

Existen dos modalidades para vender vivienda con usufructo: la primera es de forma voluntaria, es decir, los interesados pactan las condiciones y el tiempo que éste durará, normalmente puede ser 10 años; y la segunda es la vitalicia, que implica que el titular del usufructo disfrutará durante toda su vida el uso de la vivienda, esto normalmente se hace con personas mayores de 65 años.

Nuestro propósito es que te informes adecuadamente sobre las diversas formas en las que puedes vender tu vivienda, por eso cuentas con nuestra asesoría durante todo el proceso, así que no dudes en consultarnos y anímate a conocer nuestros servicios.

Deja un comentario