was successfully added to your cart.

En ocasiones, cuando quieres iniciar el proceso de venta de tu piso, quizás te planteas dar un paso atrás pensando que tu vivienda no se puede vender con hipoteca o que el trámite será más complicado.

Es por ello que en Propertista queremos contarte cómo tu vivienda se puede vender con hipoteca, para que conozcas las opciones que tienes y puedas llevar a cabo la venta sin ningún inconveniente.

Lo primero que debes tener en cuenta es que una vivienda sí se puede vender con hipoteca, lo que significa que, no importa si la tienes, esto no supone un impedimento para ponerla en el mercado y recibir ofertas de potenciales compradores.

Sin embargo, también debes saber que la hipoteca constituye una carga sobre la vivienda, la cual debe regularizarse si el inmueble cambia de propietario. Existen dos opciones para llevar esto a cabo:

  1. Cancelación de la hipoteca: realizas la totalidad del pago pendiente de la hipoteca a tu banco. Con ésta opción, es importante que tengas en cuenta algunos puntos clave para llevar a cabo el trámite:
  • Debes hacer el pago en el banco.
  • Si en el contrato de hipoteca pactaste algún tipo de comisión por cancelación, debes pagarla también.
  • Cuando pagues, debes solicitar el Certificado de deuda cero y aportarlo a la notaría.
  • En la notaría, debes firmar la escritura pública de cancelación de hipoteca .
  • Debes también solicitar en Hacienda el modelo 610 relativo al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).
  • Con la copia de los documentos anteriores, debes ir al Registro de la Propiedad y hacer efectiva la cancelación.

  1. Subrogación de la hipoteca (cambio de deudor): con ésta opción, el potencial comprador ocupará tu lugar como deudor de la hipoteca, lo que significa, que la deuda que asume el comprador, se descontará del precio de la vivienda y el valor restante se pagará conforme lo acordado.

Si optas por ésta alternativa, es importante que, tanto tú como el comprador, tengáis en cuenta los siguientes puntos clave:

  • El acuerdo de compraventa no depende de que el banco acepte la subrogación. En caso de que el banco la rechace, el acuerdo sigue vigente, pero se deberá optar por otra alternativa para llevar a cabo el pago.
  • Debes informar al comprador de las condiciones actuales de la hipoteca, como por ejemplo el: coste a pagar, la periodicidad (mensual, trimestral, etc.), el plazo pendiente de pago; etc.
  • Deberéis también ir al notario (comprador, vendedor y representante de banco) para registrar la aprobación del cambio de deudor.

Por lo tanto, si tienes una hipoteca es importante que añadas a la lista de documentos y trámites para vender tu vivienda las recomendaciones que te hemos indicado, para que así puedas agilizar el proceso y lograr tu objetivo.

En Propertista queremos acompañarte durante todo el proceso. Es por ello que, incluido en nuestras tarifas low cost, te ofrecemos también asesoría legal constante para que puedas vender tu vivienda sin complicaciones.

No dudes en ¡contactarnos!.

Deja un comentario